Hace unas noches, mientras compartía con un grupo de amigos

Ruth Vasquez Hace unas noches mientras compartía con un grupo de amigos muy especiales, especiales por su intelecto, especiales por ...



Ruth Vasquez
Hace unas noches mientras compartía con un grupo de amigos muy especiales, especiales por su intelecto, especiales por lo que expresan, especiales por la forma que me siento cuando estoy con ellos, me di cuenta que el mayor regalo que puede tener una persona es saber contar con un buen grupo de amigos.


Así es, no se trata solo de compartir una salida, un vinito, o una chercha como popularmente lo llamamos.

Además de eso se trata de sentir que cuando estas con ellos nada malo te pasará, de que todo estará bien, que una llamada en cualquier momento es suficiente para que estén contigo.
¿Qué pensé después de estar a solas?   

Pensé: Ruth, eres un ser afortunado por conservar amistades de esa calidad humana a tu alrededor. Mantener esa cúpula de personas que están contigo por lo que tú eres, significa que no soy cualquier cosa.

En algún momento me creí desvalorizada porque en la vida hay personas que solo llegan a la tuya a dañar y pueden hacer que pienses eso de ti, aunque no sea así.

Revisa si tu alrededor está lleno de personas auténticas o solo de aduladores que te rodean cuando hay beneficios, revisa si tu comportamiento ha atraído ese grupo de personas, o si en su defecto cuentas con personas reales, personas para las cuales realmente importas.

Eso es vivir, cuando miras a tu alrededor y ves lo que eres como persona, que ejemplo eres para los demás, para tus hijos, eso es vivir, lo demás son cosas vanas que se diluyen con el tiempo.

Al final, sin apenas darnos cuenta, conservamos en nuestra vida lo que realmente vale la pena, lo demás se desvanece por si solo.

La felicidad es la libertad de vivir los que nos place, asumiendo las consecuencias de lo vivido, por eso debemos vivir guiados por los valores indicados, eso hace que cuando miremos hacia dentro podamos decir con certeza: lo estoy haciendo bien, tranquilízate, el viaje es corto*, ama a quienes te aman, vive con quienes quieren vivir.

Con los amigos verdaderos sabemos que podemos ser mucho más de lo que somos y, lo más importante, son una fuente inagotable de esa energía que se llama motivación y que tanta falta nos hace para continuar cuando parece que las fuerzas se nos agotan.

Que vivan los amigos que son de verdad. Ellos saben quiénes son.


*Tomado de un escrito que envió una amiga

Related

Opinión 287794684621808557

Publicar un comentario Default Comments

emo-but-icon

item