Con Alexandra, de corazón

Alfonso Caraballo Hace poco el país puedo observar una tensa batalla en torno a la ley de partidos y agrupaciones políticas en la ...



Alfonso Caraballo

Hace poco el país puedo observar una tensa batalla en torno a la ley de partidos y agrupaciones políticas en la que el expresidente Leonel Fernández objetaba una serie de artículos porque eran contrarios a la Constitución o violaban sentencias de tribunales superiores y por lo tanto resultaban ilegítimos.


A pesar de sus alegatos los congresistas atendieron más a su espíritu de grupo que a las razones bien fundadas del presidente de su partido y mediante el voto mecánico impusieron sus criterios y aprobaron una ley de partidos mostrenca.

Pero, posteriormente, un rosario de resoluciones de los altos tribunales le dio la razón al expresidente Fernández, al ir derogando los artículos que este había advertido una y mil veces, eran improcedentes.

La otra gran batalla campal fue en contra de una reforma constitucional para habilitar al actual presidente de la República.

Otra vez los mismos congresistas, orientados por el espíritu de grupo, desoyeron todas las razones y a la gran mayoría de los  sectores de la vida nacional, hasta el punto que se hizo necesario la intromisión de los Estados Unidos de Norteamérica, al más alto nivel, para detener ese despropósito.

Entonces uno se pregunta: ¿volveremos a rodear a Leonel Fernández de congresistas atrincherados en intereses de grupos que sirvan de retranca a la segunda ola de transformaciones que quiere impulsar el líder peledeista?

Creo que en la circunscripción 2 de Santo Domingo Este debemos dar un paso adelante y garantizar que por primera vez Leonel pueda contar con por lo menos un diputado, o diputada, que suscriba su liderazgo, su visión de gobierno y de partido.

En nuestra circunscripción nunca hemos elegido un diputado leonelista, ni uno solo, porque hemos sido incapaces de ponernos de acuerdo para eso.

En ese sentido creo que debe haber un cambio. Debemos ponernos de acuerdo para que por lo menos elijamos un diputado leonelista, por lo menos uno.

Yo estoy totalmente convencido de que entre todas las precandidaturas de nuestra demarcación, la que ha logrado un mejor posicionamiento es la de la ingeniera Alexandra Peña y es a la vez la que ha podido orquestar la más amplia y sólida estructura de apoyo.

Es la conclusión a la que he podido arribar después de un largo y minucioso período de análisis.

Por esa razón yo la apoyaré en este proceso.

Ese será uno de mis humildes aportes para que Leonel Fernández pueda contar con un congreso para el progreso y el cambio.

Si, definitivamente, por Leonel apoyaré a Alexandra, de todo corazón.



Related

Local 2425476362254222497

Publicar un comentario Default Comments

emo-but-icon

item