//DESDE EL MUNICIPIO//Para ganar en el ’20… preservar la unidad

Por Juan López Existe consenso en torno a las históricas primarias abiertas del PLD, en el sentido de que serán una verdadera prueba ...


Por Juan López

Existe consenso en torno a las históricas primarias abiertas del PLD, en el sentido de que serán una verdadera prueba de fuego. Inclusive, diversos sectores vaticinan que la unidad del PLD y su eventual triunfo en el 2020 dependerá de la pulcritud y aceptación de los resultados de dichas primarias.
También existe consenso de que, aun con sus evidentes diferencias de criterios, si los peledeistas son capaces de subordinar la emotividad a la racionalidad política, para preservar la unidad en la diversidad, ganarán sin dificultades las elecciones municipales, congresuales y presidenciales del 2020.

Naturalmente, para que este propósito se alcance es necesario “enterrar la tea de la retaliación” y priorizar la distensión y reconciliación política durante la precampaña para arribar al 6 de octubre con la menor cantidad de heridas entre sus líderes y precandidatos.

La campaña llena de diatribas y denuestos personales de unos precandidatos contra otros no redituará beneficios para nadie. Todo lo contrario: Quienes se atrincheren en las acusaciones y campañas negativas están perdiendo el tiempo y sus posibilidades de triunfos en las primarias.

Por lo cual, fundamentar la esperanza del triunfo en la creación de un “Bloque en contra de…”, o la insulsa consigna de “Luchar contra el retornismo”, o peor aún, “Cifrar el futuro del PLD“ en la posible derrota de uno de los precandidatos a la presidencia es una aberración y verdadero absurdo político que deben ser abandonadas porque sólo reflejan odios y malquerencias personales.

La precampaña debe desarrollarse en un clima de respeto y en planos iguales entre los contendores internos en los niveles municipal, congresual y presidencial.

Esas primarias serán una fiesta de la democracia si la votación se realiza en forma democrática, masiva y revestida de transparencia total para que sus resultados se exhiban libres de máculas ni sospechas y los candidatos que resultaren electos puedan conquistar el entusiasmo y respaldo del pueblo.

De esa forma los candidatos peledeistas, que ganaron en buena lid, serán absolutamente legítimos, preámbulo imprescindible para blindar la unidad en la diversidad del PLD.

Quienes, llenos de resentimientos e irracionales motivaciones, están induciendo con palabras y hechos a la división del PLD, antes que permitir el triunfo de uno de los precandidatos a la Presidencia, conscientes o no, están promoviendo la estéril retaliación política y por vía de consecuencia la posibilidad del triunfo de la oposición, con lo cual están cavando sus propias fosas políticas porque los auténticos derrotados serán el PLD y los propiciadores de ese malsano propósito.

En base a lo anterior, vaya esta exhortación a los precandidatos del PLD, en los tres niveles:

a) Realicen campañas propositivas, respetuosas, decentes, llena de ideas que propicien soluciones a los problemas que todavía afectan el bienestar de amplios segmentos de la sociedad dominicana.

b) Asuman, en calidad de axioma político, que para ganar en el 2020 es imprescindible superar con éxito las pruebas del 6 de octubre, con lo cual se consolidará la unidad en la diversidad del PLD.

Reiteramos, para alcanzar esa meta, es menester suspender las diatribas personales, enterrar la proclividad por la retaliación y elevar el nivel del debate, colocando como tareas prioritarias el empoderamiento de sus equipos de campañas de una estrategia que privilegie la unidad para que el PLD pueda seguir contribuyendo con el sistema democrático, el progreso y bienestar al pueblo dominicano.

25 de agosto de 2019.

Related

Local 5755603127636298518

Publicar un comentario Default Comments

emo-but-icon

item