Identifican violador 16 años después tras examinar dentadura encontrada en la escena del crimen

Han pasado 16 años para que Thomas Maupin, que ahora tiene 61 años, vaya a la cárcel por haber violado y agredido brutalmente a una muj...


Han pasado 16 años para que Thomas Maupin, que ahora tiene 61 años, vaya a la cárcel por haber violado y agredido brutalmente a una mujer en Memphis, Tennessee. Sin embargo, este violador podría haber entrado en prisión al poco de cometer su delito, pues dejó su dentadura en el mismo lugar de la agresión. Y con su nombre escrito.

Este error solo se explica porque, cuando las autoridades realizaron la investigación, tan solo colocaron la pieza en una bolsa y ahí la dejaron, sin revisar, por todo este tiempo, hasta que en julio de 2016 fue finalmente inspeccionada.

La violación ocurrió en agosto de 2001, cuando una mujer, que entonces tenía 31 años, caminaba cerca de una calle vacía por una zona industrial de la ciudad. Maupin se bajó de un auto y comenzó a andar junto a ella. Poco después, la obligó a entrar en un callejón y la golpeó violentamente con un objeto de metal bajo la barbilla, pero con tanta fuerza que el objeto llegó a darle en el paladar a la víctima.

Una vez que la tenía sometida, la obligó a practicarle sexo oral e, incluso, utilizó el objeto de metal para agredirla sexualmente, según informó el canal Fox 40.

Cuando la policía llegó a la escena del crimen, comenzaron a recoger pruebas. Junto a otras evidencias, encontraron los falsos dientes. Pero esta prueba, que tenía el nombre del violador, simplemente quedó guardada en una bolsa, que reposó en una habitación policial sin ser revisada y olvidada hasta el pasado verano.

En ese momento, la dentadura fue llevada a la Oficina de Investigación de Tennessee. No solo el nombre delató al agresor, sino que un perfil parcial de DNA "fue consistente con el de Maupin", según informó la oficina del fiscal general del condado Shelby.

Al descubrir al agresor, las autoridades supieron que esta no era la primera vez que había cometido un delito. Con anterioridad había sido condenado en dos ocasiones por el asesinato de una niña de 6 años en el estado de Washington, aunque fue liberado posteriormente tras ser anuladas las sentencias. De los 40 años que debía pasar en la cárcel, solo cumplió 12. Una vez en la calle, se mudó a Memphis.

El caso de Maupin, que se declaró culpable de la violación, muestra el atasco en las investigaciones policiales en determinadas áreas del país. Se desconoce exactamente el número total de casos de violaciones que aún esperan a ser investigados.

Más de 12,000 kits

La iniciativa End the Blacklog (Acaben con el trabajo acumulado) trabaja para "lanzar luz" en los "kits de pruebas de violación no analizados" y así "acabar con esta injusticia". Sus objetivos son dos: acabar con esas pruebas que permanecen sin analizar por años y acelerar el proceso para que sean analizadas.

En 2013, en Memphis, existían 12,164 kits de pruebas de violación durmiendo en las estanterías, según denuncia End the Blacklog en su página web. Ante la grave situación, la ciudad emitió una orden ejecutiva para enfrentar el problema, una iniciativa con un costo aproximado de 6.5 millones de dólares.


El resultado no se hizo esperar: en abril de 2017, casi 8,000 kits habían sido analizados y más de 3,000 se encontraban en los laboratorios. De esta manera, el Departamento de Policía abrió 2,077 investigaciones, como la de Maupin, que finalmente se pudo resolver.

Fuente: Univisión

Related

Internacional 7253240510525939463

Publicar un comentario Default Comments

emo-but-icon

item