DEL PRESENTE AL FUTURO /// ¡El compromiso con Juan Bosch y la historia! De Danilo y Leonel

                            Autor: José Núñez                              Danilo Medina y Leonel Fernández ambos presidiero...


           
José Núñez
      
        
Autor: José Núñez
        
                   
Danilo Medina y Leonel Fernández ambos presidieron gobiernos anteriores, y uno de ellos con el honor de ser actualmente el presidente de la República, el otro ha sido presidente en tres ocasiones.

Tanto el doctor Fernández como el licenciado Medina, sus nombres están grabados como mandatarios democráticos y constitucionales del país. También llevan consigo la distinción de ser los dos discípulos mejores destacados del Profesor Juan Bosch.

En las gestiones de gobierno del doctor  Leonel Fernández Reyna, ¿quién pone en duda que fue un presidente que fortaleció la democracia?, y respetó la integridad personal, también  el crecimiento del país se evidenció, la estabilidad de la tasa de cambio se mantuvo estable, conjuntamente con un  presupuesto nacional que  se comportó con aumentos geométricos.

Las mejoras salariales en los diferentes sectores son innegables, a la par con la expansión y el fortalecimiento de la pujante clase media. Se redujeron los niveles de desempleos y la pobreza. Abrió el país a las relaciones  internacionales, por lo que se ha posicionado entre los cinco principales líderes políticos de América Latina.

El sistema financiero se expandió y diversificó como nunca antes, así mismo la transformación y modernidad de las vías del trasporte se cualificaron. Al Distrito Nacional le imprimió el rostro de Leonel; ahí están los elevados, túneles, las imponentes avenidas y para cerrar con broche de oro, el cuestionado por casi todos, el Metro de Santo Domingo; hoy es aplaudido y visto como el resultado de un líder visionario.

Las Reformas institucionales fueron profundas, ahí están las revisiones, cambios y novedades que se le introdujeron a la Constitución en el año 2010, las leyes que se crearon en los asuntos de manejos presupuestarios y la ley de compras y contrataciones. Los servicios públicos en su calidad, agilidad e información fueron más que notorios, como se puede apreciar todavía inclusive, en las direcciones de impuestos internos, pasaportes, las aduanas, en la expedición de las licencias de conducir, en las fiscalías…

También a nivel internacional las valoraciones económicas positivas de nuestro país eran y son el pan permanente, así discurrieron generalmente los gobiernos del joven de Villa Juana.

Con el licenciado Danilo Medina, haciendo realidad su lema de campaña, “Hacer lo que nunca  se ha  hecho”. Bueno, aquí tenemos mucho que contar, pero no se me vaya, solo vamos a poner algunas de las principales acciones positivas.

Podemos comenzar con los populares sorteos despolitizados de las obras de infraestructuras escolares para los pequeños y medianos constructores; los ingenieros y arquitectos.
Las Visitas Sorpresa, llevando recursos frescos a los sectores productivos pobres y muy pobres, los realmente desposeídos, conformados por cooperativas y asociaciones que estaban literalmente quebradas, hoy muchas están en su mejor momento.

Las atenciones con las inyecciones de recursos económicos en montos records, impensables para el sector agropecuario. En este mismo contexto, el sector de las micro, pequeñas y medianas empresas a través de Promipyme, Banca Solidaria; quién niega los aportes con los créditos súper baratos que reciben y en los montos requeridos?

En la Dirección General de Compras y Contrataciones, ciertamente se le ha dado un énfasis particular para su plena implementación, con un mensaje presidencial expreso, para que se garantice que las micros y pequeñas empresas participen en el pastel de las compras estatales, las cuales ya superan más del 33%. 
        
Mencionemos ahora lo determinante en la economía, la estabilidad monetaria y en el índice de precio al consumidor, el crecimiento económico, el continuo fortalecimiento y expansión del sistema financiero nacional, para nuestra realidad socio económica y ser catalogado como un país de renta media, se puede puntualizar que las cosas se han manejado bien. Ahí están  las informaciones para los incrédulos.

En el manejo de las compras de los productos agropecuarios importados, las medidas que se han ejecutado a través de subasta en la Junta Agroempresarial Dominicana (JAD), reduciendo los costos en las mismas y garantizándoles su tajada por encima del 30% a los importadores más pequeños. ¡Las cosas no pueden ser mejores!

La educación, ese vendito 4%, simplemente quitarse el sombrero arrodillándose ante esta iniciática, que queda evidenciada con la construcción de aulas en todo el territorio nacional, y las que faltan, la tanda extendida, el desayuno, el almuerzo y la merienda escolar, mejora de sueldo al personal de educación, contratación de empleos de calidad…, en fin, solo hay que seguir mejorando. ¡Poniéndole manos a la obra!

Podemos multiplicar todavía las acciones positivas que hemos citados, realizadas en la gestión de gobierno del Presidente Medina, pero esta vez las dejaremos hasta aquí, ya que para una muestra basta un botón, y aquí planteamos una funda de botones que evidencian esta realidad.

Entonces, licenciado Medina, doctor Fernández, sus gestiones de gobierno que en unos años  van a ser de cinco períodos, es decir, de 20 años, evidentemente las luces tangibles que tienen de lo positivo, cubre sin temor a dudas lo atribuido como negativo. ¡Pasaron la materia con buenas notas!

Ahora bien, si por la razón que fuere, pudiendo existir uno más culpable que el otro, pero al fin y al cabo son compañeros y amigos, si en sus manos dejan desequilibrar, resquebrajar, el Partido de Juan Bosch, su obra cumbre (el PLD), es más, hasta que permitan que se divida, esa será su cruz, su peor aporte al país, quedará el  panegírico de la destrucción al principal instrumento político para el desarrollo nacional, habrá que ponerles, por lo que serán más recordados: la destrucción de su vía primaria para llegar al poder.

En estos momentos el principal hombre del país, el Presidente Danilo Medina, y el número uno en la estructura del PLD, su presidente, Leonel Fernández, ambos líderes consagrados, les corresponde las responsabilidades de mantener estable y a flote el desarrollo de la organización.

Por esta realidad, estos dos líderes peledeístas deben tener presente que “los hombres se evalúan o se juzgan por como terminan”, por sus últimas acciones, como dice Juan Bosch en los folletos de organización y disciplina del PLD, “la mente juzga por los últimos aportes”, y para ellos dos, su Partido es la jugada final, de ahí que el consenso y la unidad interna son las únicas salidas del buen camino institucional, pero depende principalmente de ustedes.

Entonces, siendo así, si dejaran que carguen con el peso del deterioro de su partido como instrumento de lucha del pueblo dominicano; en sus cabezas, hombros y extremidades se llevarán consigo los reconocimientos o las críticas negativas del destino de la organización mejor dotada para desarrollar el país

Queda pues en sus capacidades el resto histórico de salvaguardar el instrumento político que más ha aportado al país, sin los cortoplacismos que traen las pugnas políticas a lo interno de cualquier partido.

¡Y en qué coyuntura, sin sustitutos partidarios visibles!


@josenunez00
5 de junio, 2017.-


                                                                                     












Related

Columnista 6336072433500584599

Publicar un comentario Default Comments

emo-but-icon

item