DEL PRESENTE AL FUTURO /// Más sobre la cultura de la corrupción

Autor: José Núñez                            La corrupción que ya es endémica en el país, es decir, es un hecho negativo que se re...


José Núñez

Autor: José Núñez       
                   
La corrupción que ya es endémica en el país, es decir, es un hecho negativo que se repite frecuentemente, tiene muchos años en desarrollo y diversificación, es una costumbre que muchos la quieren admitir como un comportamiento normal cuando realmente es todo lo contrario.

Los efectos en el largo plazo de una cultura de la corrupción es que corroe todo en un territorio, en una región, en un Estado o en el país, entonces cuando llega el momento de enfrentarla, la lucha se convierte en titánica, desmesurada, por mucho tiempo y con grandes esfuerzos, inclusive se tiene que recurrir casi siempre a un régimen de consecuencias legales.

Por esta realidad es que continuamos con este artículo, que se convierte en la segunda parte del que publicamos recientemente, titulado: “Cultura de la Corrupción: ¿por qué el pavor generalizado?”.

Por lo tanto, vamos a presentar los siguientes comportamientos corruptos, ya que algunos están entre los que son violadores de las normas del buen vivir y los otros, además de infringir las referidas normas, caen en las violaciones legales o penalizadas.

Un ejemplo típico se da en las áreas de trabajo, de estudios o de compartir con el amigo que te dice, dame equis cantidad de dinero, te lo doy más tarde o mañana, no es un “préstamo”, es un aguántate ahí, pero la fecha de esa devolución nunca llega y el solicitante disque se le olvida, y al cabo de unos meses, si usted no lo detiene en seco, seguro que vuelve con la desagradable solicitud.
        
Y los préstamos entre parejas a cualquier nivel, de padres a hijos y viceversa o entre hermanos, aquí es mejor ni opinar, ya que éstos muchas veces solo se  recuerdan o cobran cuando se dan  pleitos entre los mismos. Pero estos parentescos y relaciones no los excluyen de posturas que violan el buen vivir y son actos negativos, corruptos.

También el decir mentiras para salir de situaciones engorrosas o presentar excusas infantiles, ya sean familiares, entre amigos, parejas y hasta en el trabajo, como pasa muy normalmente con el famoso, me agarró un tapón, cuando tal vez fue el vacilón de la noche anterior.

Los mismos mentirosos habla mucho, cuando inventan historias falsas, que solo nos resta decirles, dime una de vaquero; dándoles a entender que no se les cree,  pero que va, no cogen cabeza, y como algo natural vuelven a ser falaz, a mentir…

Otro de los modos de corrupción es copiando trabajos y tareas en las escuelas, colegios, institutos y universidades, incluyendo tesis, los cuales generalmente se subestiman, pero son tan negativos como los demás.

Pasemos ahora a las actividades que sí se pueden tipificar como actos corruptos que riñen con la Ley, y por lo tanto son penalizados, que lamentablemente muchos los quieren ver como un comportamiento correcto, y se escudan en excusas pendejas, además se convierten en crítico acérrimos de otros, se creen serios…

Aquí encontramos a muchísimos médicos, abogados y otros tipos de profesionales cobrando muchos de sus servicios en efectivo, solamente pagan los que es un imposible evadir, pero no reportan al fisco nada de nada. Si estos no son actos de corrupción generalizados, ¿entonces qué son?

También existen algunos empresarios y comerciantes que les hacen descuentos de sus salarios a sus empleados para el seguro médico y para la Tesorería de la Seguridad Social (TSS), pero éstos no tienen al día el mencionado seguro; no lo pagan al Centro Médico o a la aseguradora, tampoco reportan nada a la TSS.

Y en las construcciones, ampliaciones de viviendas en los diferentes barrios y sectores del país, se hace lo indecible por no pagar los impuestos y arbitrios correspondientes a los ayuntamientos. Por eso es que usted ve muy común estas actividades los fines de semana y en horarios fuera de las labores tradicionales, lo cual está abonado en muchas ocasiones por inspectores irresponsables, “busca pesos”.

Los tráficos y policías pica pesos, que ahora se ha cambiado la modalidad, sus presas favoritas son los jóvenes que andan en carros y motocicletas, a los cuales generalmente  les falta algunos de los documentos para andar conduciendo, o como es algo normal, no andan con el casco como exige la Ley, y como ésta es benévola, las autoridades que están para el control, en muchas ocasiones se convierten en  las recaudadoras por excelencia.

Lo citado en el párrafo anterior, también son actos de corrupción de doble vías y penalizados, es decir, tanto para los conductores como para las autoridades correspondientes.

El plagio, es también una modalidad de corrupción que se insertan en los pueblos y luego muchos lo ven como actos normales de viveza, y no es así el asunto, son cuestionables, típico de corrupciones a niveles de; trabajos intelectuales que van desde; artículos de periódicos, manuscritos, tesis, planos, materiales discográficos…

En este mismo orden, con muchos ebanistas, herreros, mecánicos, albañiles, sastres,…si se le ocurre pagarles antes de concluir el trabajo acordado, normalmente lo concluyen después de varias llamadas y discusiones, ahora bien, lo que es un imposible, después que se le saldó antes de finalizar, es que terminen lo que se le pagó en la fecha que se había previamente acordado entre las partes.

Otra acción reprochable, es botando desechos sólidos de manera violatoria y fraudulenta en los lugares inadecuados, con el fin principal de no pagar por este servicio los arbitrios correspondientes, lo cual es un acto de corrupción que la gente lo ejecuta como algo normal,  sabiendo que está mal hecho y es violatorio de las leyes medioambientales.

Además, hay un método corrupto que tiene mucha influencia y que cada día sigue en auge, este se encuentra en las famosísimas redes sociales de; Facebook, Tweeter, Whatsapp, Instagram…., las cuales son muy efectivas para promocionar, denunciar cosas y mantenernos informados al momento de los acontecimientos, pero así también juegan un papel estelar para manchar honras ajenas, ya que desaprensivos e irresponsables se aprovechan de esta situación convirtiéndola en actos muy frecuentes de corrupción con características de pandemia.
En muchas emisoras y en algunas estaciones de televisión del país existen “programeros”, locutores y comunicadores que hacen juicios, fusilan conciencia alegremente, con el agravante de que muchos de los programas son muy populares, y si no tienen las pruebas como evidencias, estos comentarios luego se hacen irreversibles para los mencionados.

Finalmente, esto es para que sigamos concientizándonos sobre esta realidad ancestral, que sigue tomando fuerza, por lo cual llegó el momento de ponerle un stop y luego llevarla a su mínima expresión: La cultura de la corrupción generalizada.


@josenunez00    

30 de mayo, 2017.-      


                                                                                     












Related

Columnista 4605209169175656403

Publicar un comentario Default Comments

emo-but-icon

item