PENSANDO EN VOZ ALTA /// Joao, de rey detrás del trono a matarreyes

Para los griegos el exceso de poder conducía a sus detentadores a una distorsión visual que les hacía percibirse omnipotentes  y les ...



Para los griegos el exceso de poder conducía a sus detentadores a una distorsión visual que les hacía percibirse omnipotentes  y les tornaba borrosos los linderos de la realidad. Esta ceguera los conducía a perder el poder en medio de la humillación.

Y no perdieron tiempo en patentar su descubrimiento con unos de esos nombres tan de su gusto: hybris.

Al mirar a Joao Santa esposado junto a su bella esposa no se puede evitar pensar en esa dinámica tan desconcertante del poder que eleva y hunde de forma tan despiadada a algunos mortales.

Ahora Joao conmuta años de condena por delación.

De un gran estratega hacepresidentes ha devenido en un delator que lucha por salvar su propio pellejo por encima de todo.

Y el que ayer encumbraba hoy socaba. Una vuelta de ciento ochenta grados.


Como suele hacer, según los griegos, la hybris.

Related

Columnista 799500472289251750

Publicar un comentario Default Comments

emo-but-icon

item