Mi propuesta frente al caso Gerineldo de los Santos

Ramón Betances, presidente de Comité Intermedio Ramón Betances El 2 de marzo de 2014 los presidentes de  Comités Intermedios del ...

Frente al asesinato de Gerineldo de los Santos
Ramón Betances, presidente de Comité Intermedio

Ramón Betances

El 2 de marzo de 2014 los presidentes de  Comités Intermedios del Partido de la Liberación Dominicana en Santo Domingo Este pasamos por la dolorosa  experiencia de ver caer baleado a uno de nuestros compañeros: Gerineldo de los Santos.

Gerineldo  era uno de esos militantes peledeistas de los viejos tiempos, de los que nunca bajaron la guardia, nunca pusieron reparos ni tomaron vacaciones.

Pero como casi siempre, después de la tragedia  y de los primeros momentos de profunda consternación vino la resignación, el distanciamiento y el olvido. Todos volvimos a nuestras rutinas.

Hasta que nos volvemos a consternar con una sentencia que descarga al acusado de asesinar a Gerineldo de los Santos, contrariando la creencia generalizada de que ese señor era culpable y que  merecía pagar por su crimen.

Los alegatos para el descargo no descartan que Gerineldo haya sido asesinado por el acusado, mas bien aducen que el descargo es producto de carencia de pruebas y otros tecnicismos legales.

Independientemente de todo eso también habrá incidido la soledad en la que dejamos a la familia de Gerineldo de los Santos en este proceso.

El asesinado dirigente y compañero peledeista perteneció en vida a un partido a al  cual le entregó sus mejores años, sus esfuerzos y esperanzas. 

Y hoy le pagamos con silencio y olvido, puro y simple.

En todo este proceso judicial no fuimos capaces de acompañar a la familia.

Durante todo este proceso judicial no nos reunimos ni una sola vez para tratar el tema, y si se metió en alguna reunión de contrabando fue sacado de inmediato con algún argumento baladí.

Creo que los presidentes de Comités de Intermedio que compartimos tantas jornadas de lucha con Gerineldo estamos a tiempo de hacer nuestro aporte, de asumir nuestra responsabilidad moral, de honrar  nuestro lazo de hermanos de lucha.

No permitamos que a Gerineldo lo asesinen dos veces.

Hoy se trata de él, mañana podría ser cualquiera de nosotros.


No más silencio. 

Related

Local 5546826661930920931

Publicar un comentario Default Comments

emo-but-icon

item