Consonancia entre lo que decimos y lo que hacemos

Osvaldo Antonio Tatis Tejada En una ocasión escuche un relato que me gustaría compartir su esencia con todos mis   amigos. Un lunes...

Osvaldo Antonio Tatis Tejada
En una ocasión escuche un relato que me gustaría compartir su esencia con todos mis  amigos.

Un lunes en horas de la mañana, el transito como cada día de trabajo, muy congestionado, todas las personas salen tarde de la casa y pretenden llegar a la hora en punto a su destino. 

Esa mañana calurosa, una señora conducía un vehículo del año, color verde aceituna, de una marca reconocida, a simple vista no muy barato, al deslazarse en una

 intersección un semáforo, cambio la luz de verde a amarilla, un señor que viene conduciendo ve que era imposible cruzar sin violar la ley de transito, pues estaba seguro que de cruzar el semáforo estaría en rojo.

 La señora que manejaba el vehículo verde aceituna, le tocaba insistentemente la bocina para que el señor avanzara y violara la luz roja para ella pasar, el señor como era de esperarse se detuvo y esperaba a que la luz cambiara para continuar, la señora bajó el cristal de su vehículo y le vociferó infinidades de sandeces, e insistió con la bocina.

Un policía de tránsito que la observaba se le acercó y muy decentemente, le solicitó que apagara el motor de su vehículo, luego que se desmontara, le puso las esposas y la condujo a la estación de policía, de igual manera ella vocifero sandeces en contra del agente policial.

Despues de estar detenida por cuatro horas, pasado el tiempo, el policía que la detuvo la esperaba en la oficina para retornarle todas sus pertenencias, que de rigor son despojados todos los detenidos por la policía.

El policía le dijo: -Señora le pedimos excusas por este mal entendido, todos sus documentos están en orden se puede ir.

La señora indignada le reprocha: - Explíqueme la razón por la que usted me detuvo, y me hizo perder cuatro horas de mi valioso tiempo.

El policía le respondió: 
—Señora lo que ocurrió fue que al ver que ese señor al que usted le estaba vociferando todo tipo de sandeces, maltrato verbal, estaba detenido en la esquina con la luz roja, usted insistía para que el la violara, yo observé su vehículo señora, y por detrás tiene una calcomanía que dice “Yo soy Cristiana”, otra que dice “Cristo es mi Pastor”, y un emblema con el pez que simboliza el catolicismo, y cuando me acerco a su ventanilla observo un rosario que cuelga de su espejo retrovisor , como era de esperarse pensé que ese vehículo era robado, por esa razón la detuve.
 “El Cristianismo es un estilo de vida”


DEBE DE EXISTIR CONSONANCIA ENTRE LO QUE DECIMOS Y LO QUE HACEMOs

Related

Opinión 5767074221885925142

Publicar un comentario Default Comments

emo-but-icon

Síguenos

Suscríbete aquí

Del Director

Adriano de la Cruz, aires de cambio al CDP

Alfonso Caraballo                                    El triunfo del profesor Adriano de la Cruz en el recién proceso electoral ...

MAG1

MAG1

Anuncio

Anuncio

Side Ads

item